En Octubre de 1992, el Tren de la Araucanía hizo uno de sus últimos viajes en el Ramal a Lonquimay. El Tren salió desde la Estación de Temuco hasta Pua y de ahí tomó rumbo a Sierra Nevada. La gente de la Ciudad de Victoria, esperaba en Pua la llegada de el convoy. Era una fría mañana con niebla.

El viaje lo hice junto a un amigo, Héctor Parada (Q.E.P.D.). El entusiasmo del viaje y la posibilidad de volver a mirar los hermosos paisajes de ese ramal por las ventanas del tren, se mezclaban con un ambiente festivo y chileno, con los acordes y canciones de un Grupo Folklórico de Temuco que amenizó con su arte durante todo el viaje.

El Tren hizo una detención de aproximadamente 20 minutos en la Estación de Curacautín, donde los pasajeros aprovecharon el momento para tomar fotografías e ir a aperarse de alimentos y bebidas.





Poco antes de llegar a Sierra Nevada, el Tren de la Araucanía hace una parada en uno de los puentes.




Ya en Sierra Nevada, el Personal a cargo del tren, nos comunica que tendremos dos horas para recorrer los alrededore y luego habrá que retornar para iniciar el regreso a Temuco.




Con mi amigo Héctor Parada, nos fotografiamos en la trompa de la Locomotora Nº714 y luego en la cabina.




Hay una historia de la Locomotora 714 que me la contó un compañero de los Trenes luego de ver estas fotos. Me cuenta que esta Locomotora, que pertencecía a Temuco, se perdió misteriosamente de esta Estación, nadie sabía cómo y cuándo desapareció, y finalmente fue encontrada en Santiago.
La gente del Museo Ferroviario de Temuco, hizo muchas gestiones para recuperarla, pero nunca más la retornaron a Temuco. Y hace un par de años, uno de los Señores que más dio la pelea para que la devolvieran, falleció y hasta ahí quedaron las gestiones para retornar esta Locomotora a Temuco.

Copyright 2010 Vida de Trenes
Lunax Free Premium Blogger™ template by Introblogger